sistemas de alarma para vivienda

Sistemas de alarma para vivienda

Los sistemas de alarma deben ofrecer una protección completa a hogares y empresas; por lo tanto, es esencial realizar un análisis de seguridad de la propiedad antes de instalar una alarma. Gracias a este estudio, es posible conocer las necesidades de seguridad de la propiedad y determinar qué elementos deben componer el sistema de alarma.

Por este motivo, cada instalación de seguridad doméstica o empresarial es diferente, aunque es posible distinguir ciertos elementos comunes a todos los sistemas de alarma:

El panel de control: la central de los sistemas de alarma

Todas las alarmas cuentan con un panel de control que se encarga de comunicarse con el resto de dispositivos del sistema de alarma, por un lado, y con el Centro de Recepción de Alarmas (ARC), por otro lado. De esta forma, los distintos sensores y detectores no se comunican entre sí, sino que intercambian información con la central que centraliza toda la información.

Gracias a nuestro panel de control, en una situación de emergencia, los clientes pueden desplazarse llevándose consigo la central de alarmas y, además, utilizar este dispositivo para hablar con nuestra Central de Recepción de Alarmas, donde nuestros asesores especializados asisten a cada evento de alarma o alerta SOS. Dirija a los clientes en un tiempo medio de tan solo 29 segundos.

En el caso de la alarma para el hogar, el panel de control es un dispositivo inalámbrico avanzado que, a diferencia de los paneles de otras compañías de alarmas, es portátil y no siempre tiene que permanecer acoplado en un lugar en el lugar de la vida.

Elementos disuasorios

Los sistemas de alarma para vivienda cumplen una función fundamental para la protección de hogares y comercios: se encargan de detectar posibles intrusos para evitar robos o robos. Sin embargo, también disuaden a los intrusos, que a menudo eligen hogares y negocios menos seguros para entrar.

En este sentido, no solo es importante contar con alarmas antirrobo, sino también mostrar claramente que la propiedad está protegida. Por esta razón, los sistemas de alarma incluyen elementos de disuasión, como señales de advertencia, que repelen a los intrusos y, en muchos casos, impiden la acción.

Detectores y sensores anti-intrusión

Hay varios tipos de dispositivos con diferentes tecnologías de detección. Los fotodetectores, por ejemplo, incorporan un sensor de movimiento por infrarrojos, los detectores perimetrales tienen un sensor de movimiento dual para distinguir un animal pequeño de una persona, mientras que los detectores de apertura con un sistema de detección triple sensible a las aberturas, a los golpes y vibraciones, generan un campo electromagnético y se activan. un salto de alarma si detecta golpes en ventanas o rotura de cristales, pudiendo así verificar el salto de alarma y activar el protocolo de seguridad.

Las características de la vivienda o negocio (número de habitaciones, accesos, tamaño y altura del edificio, etc.) son fundamentales para determinar qué detectores deben instalarse en cada sistema de alarma, así como su ubicación en el edificio.

Dispositivos de protección adicional

En muchos casos, los sistemas de alarma incluyen elementos de protección adicionales que, aunque no se utilizan para localizar intrusos, aportan más seguridad y amplían las funciones de la instalación. Cámaras de circuito cerrado de televisión, detectores de humo se encuentran entre estos dispositivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat