ahorro de energía en calefacción

Ahorro de energía en calefacción

La llegada del frío aumentará el consumo energético, sobre todo para mantener la comodidad del hogar. Para evitar facturas inesperadas, le brindamos algunos consejos sobre cómo ahorrar calefacción.

Después del caluroso verano, parece que se acerca el otoño. Se espera que este fin de semana marque el comienzo de la primera ola de frío de este año. La temperatura en la parte norte de la península será bajo cero, y se espera que haya incluso nieve en las montañas.

Si además de cambiar el armario, empieza a necesitar calentar Su casa, puede que sea el momento de empezar a utilizar la calefacción. Sin embargo, a medida que aumentan los precios de la electricidad y el gas, es posible que tenga miedo de encender el radiador. Para que no se preocupe demasiado, le traemos estos consejos para ahorrar calefacción.

Además, si consigue reducir el consumo en calefacción, no sólo ahorrará energía, sino que también conseguirá ahorrar agua.

Consejos prácticos para ahorrar en calefacción

Si bien el consumo de este servicio es algo estacional (solo ocurre en el mes más frío del año), los costos de calefacción durante este período pueden ser muy elevados. De hecho, según el IDAE (Instituto de Diversificación y Conservación de la Energía), el consumo de calefacción representa una media del 47% del consumo energético de los hogares. Para que este gasto no sea un dolor de cabeza, puede seguir estos consejos para economizar en gastos de calefacción, no importa qué tipo de sistema tenga (gas, gasoil, calefacción eléctrica o leña / carbón), esto le ayudará.

Mantenga la temperatura adecuada: No aumente drásticamente la temperatura de calefacción, ya que esto aumentará el consumo de energía y, por lo tanto, aumentará su factura. Recuerde, tener calefacción en su casa no significa que parezca verano: es mejor usar un suéter que asustarse por la factura.

Apague la calefacción por la noche: Excepto en el caso de mucho frío, no es necesario encender la calefacción por la noche, por lo que puede ahorrar calefacción apagando el radiador.

Organice el tiempo de encendido: Si solo se queda en casa unas pocas horas al día, encender la calefacción a bajas temperaturas te costará más. La mejor opción es programar un incendio una hora antes de irse a casa. Así, cuando llegue, su casa estará a la temperatura adecuada sin gastar demasiado.

No caliente habitaciones vacías: Para evitar un consumo derrochador, apague los radiadores de gas de las habitaciones que no esté utilizando. Si no lo hace, aumentará sus gastos innecesariamente.

Ventile la casa solo en el momento adecuado: Si es posible, aproveche las horas más soleadas del día para abrir las ventanas. 15 minutos por habitación es suficiente y evitarás una pérdida excesiva de calor.

Reemplazo de calderas de bajo consumo: Si necesita actualizar la caldera, considere la posibilidad de usar un sistema más eficiente (como calor y energía combinados). Aunque implican mayores inversiones, a largo plazo, merece la pena reducir el consumo y la facturación. Compruebe si su comunidad tiene actualmente un programa de calderas Renove y aproveche la asistencia disponible.

No tape el radiador: Si quiere ahorrar calefacción, no se recomienda acercar demasiado un mueble o ponerle ropa mojada para que se seque más rápido. La energía que requerirá el radiador para calentar la habitación será mayor, por lo que también aumentarán los consumos y las facturas.

Escape de aire del radiador: Si tiene este tipo de equipo de calefacción en su hogar, necesita purificar o descargar el aire al radiador al menos una vez al año, al comienzo de cada invierno. Esto se debe a que suelen acumularse pequeñas burbujas de aire que impiden el paso del calor, impidiendo así que el radiador se caliente con toda la potencia necesaria.

Compruebe el aislamiento: Según los datos del IDAE, entre el 25% y el 30% de las necesidades de calefacción del hogar se deben a la pérdida de calor de las ventanas. Por tanto, es necesario comprobar si existe suficiente aislamiento en la vivienda para evitar la entrada de aire frío.

Compruebe su caldera: Un buen mantenimiento le permitirá ahorrar costes de calefacción y evitará problemas importantes en el futuro. Algunas empresas incluyen servicios de mantenimiento de forma gratuita en sus contratos. Recuerda hacerlo una vez al año para evitar accidentes.

¿Qué le ha parecido este artículo? Si es de Asturias y quiere aislar su casa para ahorrar dinero con el consumo de calefacción, nos puede pedir presupuesto sin compromiso rellenando el formulario y llamándonos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat